Vínculos

Cómo extrañar el tacto sin haberlo experimentado…y los besos, caricias, la cercanía. Por supuesto que no confundo el deseo con añorar; siento que falta algo que, de alguna forma, ya tuve de la misma persona pero ni siquiera puedo recordarlo.

Sentimientos tan complejos que no termino de entenderlos, tampoco sé cómo vivirlos. Tengo días en que me asusto, dudo e inquieto, también días con ganas intensas de sonreír y una sensación calurosa entre pecho y espalda.

Mi única conclusión es que todos estamos unidos por lazos invisibles, el camino ya está hecho, también nos encontramos con nuestros semejantes al vibrar como decidamos hacerlo. No buscaré más razones para todo lo que pase en la vida, así es suficiente.

Mudanza

¿El tiempo realmente importa más, aún, cuando la intensidad de las sensaciones lo superan?

Siempre diciendo que sin este no habría algún mínimo seguro y ahora…poniéndolo en duda. Será porque estamos en cambio constante pero…¿tan drástico, rápido?, ¿en mí?

No pertenezco a las prisas, a lo superficial, al amor a medias, a las acciones sin raíces y creía fielmente que para esto se tenía un lapso determinado, no exacto, tampoco escaso.

Desacostumbrada, así me siento frente a mis emociones recientes, más carente de temor. Descubriendo y experimentando extremos.

“Todo estará bien”, “A veces hay que dejarse llevar”.

Irrealidad

Me siento extranjera en situaciones excepcionales.

Tengo miedo inusitado al abandono, al mal querer y a la soledad absoluta.

Conectar con alguien y consecutivo a esto pensar en el final, no feliz…

Se podría preguntar: ¿el pasado?

Tal vez.

¿Las personas?

Algunas. A veces, yo sola.

¿Cómo es que entregar se ha vuelto tan difícil por tener, no el pensamiento de egoísmo, sino de incredulidad?

Y no solo frente al resto…frente a mí misma.

¿Exijo lo que no tengo?, ¿me siento deficiente cuando alguien se dedica a mí?

Y al momento de ser yo quien ofrece..cndjfuweogdh

Fuiste

No quiero hablar de ti, ni contigo

No quiero recordarte como el amor de mi vida

Dejar de conectar el mundo a mi al rededor contigo

Tus gustos, tus modismos, tus actitudes, tu olor, tu mirada

Encontrarte en la tienda, la esquina, el cielo, en los anocheceres y hasta la Luna

¡Quiero todo fuera de mí!

No con resentimiento u odio, solo ha cambiado algo: no tengo venda.